Crónica del año más intenso de mi vida.

Como si de un sueño se tratase, puedo decir que en cuestión de meses he logrado, casi sin ser consciente de ello, uno de mis mayores retos: poder vivir de lo que realmente me apasiona.

Hasta este verano mi situación era muy diferente. Andaba de aquí para allá buscando trabajo sin parar y adaptándome a la situación que vivimos la mayor parte de los jóvenes actualmente. Puedes tener tres másteres, dos carreras, y un Doctorado en Ingeniería Aeroespacial, que es probable que te encuentres en la cola del paro con los títulos bajo el brazo.



Lo cierto es que sentía bastante decepción. Nadie podía ofrecerme lo que yo realmente quería, por ello, pensé: “si nadie puede darte lo que buscas, construye el camino tú mismo”. Me lancé a buscar empresas, realizar contactos, mejorar mi blog y web, y ofrecer mis servicios como redactora y traductora. ¿El resultado?, en menos un mes tuve que darme de alta como autónoma y comencé a trabajar para cinco empresas.

Sinceramente, no me lo creía. Cuando arranqué mi proyecto pensaba que estaría al menos un año facturando una cantidad ínfima, y, de repente, veía que podía vivir de lo que realmente me gusta.

Al principio me sentía asustada. Pensaba que podría tratarse de un golpe de suerte, una buena racha quizá, y que todo se podría derrumbar en cualquier momento. Poco a poco he ido creyendo en mí, en mi marca, y en mi empresa. No considero que fuese suerte, simplemente di los pasos correctos.

Es cierto que también cometí muchos errores, ¿pero qué emprendedor no se ha equivocado en los inicios de su empresa? Gracias a esos errores he aprendido mucho, he crecido como profesional, y espero continuar haciéndolo.

Puedo afirmar que este 2019 ha sido el año más intenso y uno de los más bonitos de mi vida. Espero que el 2020 venga también cargado de muchas sorpresas. Yo, por mi parte, continuaré trabajando y luchando para cumplir mis nuevos propósitos, porque si algo me ha quedado claro es que cuando nos esforzamos siempre obtenemos nuestra recompensa, aunque a veces tarde en llegar.

Os deseo unas felices fiestas y buena entrada de año. Nos vemos próximamente.

No olvidéis suscribiros a mi blog para recibir contenido exclusivo. Próximamente habrá nuevas sorpresas.

¡Un abrazo!

0 vistas
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now